La Roja cayó ante Argentina y Venezuela en la segunda ventana clasificatoria hacia la FIBA Americup 2022, con buenos rendimientos individuales y un claro progreso al momento de enfrentar a potencias sudamericanas.

La Selección Chilena de básquetbol tuvo, a pesar de las caídas, un buen desempeño en la segunda ventana clasificatoria para la FIBA Americup de 2022. La Roja enfrentó a Argentina y Venezuela, pero vendió cara su derrota con dos buenas presentaciones que ilusionan para el mayor objetivo que tiene este combinado: los Panamericanos de Santiago 2023.

En su presentación del viernes, la Roja se midió ante los locales y subcampeones del mundo, siendo caída por 67-61, en un duelo que fue parejo hasta los últimos segundos, cuando los argentinos mostraron su ritmo y se quedaron con la victoria.

Manny Suárez fue el mejor valor chileno ante los trasandinos, anotando 21 puntos y atrapando 9 rebotes. Franco Morales fue el que siguió en anotaciones, con 13 puntos, mientras que Nico Carvacho capturó 16 balones bajo el aro, haciendo gala de su mejor cualidad.

El sábado fue el turno de jugar ante Venezuela, quienes el día anterior derrotaron a Colombia. La ilusión estuvo presente en todo el juego para la Roja, puesto que por gran parte del encuentro estuvo en ventaja. Solo después de dos tiempos extra se determinó que la Vino Tinto se quedara con el triunfo por 86-77.

La producción nacional en el aro rival mejoró, con 16 puntos de Marcelo Pérez, 17 que hizo Franco Morales y 12 de Manny Suárez. Sin embargo, la figura chilena fue Carvacho, quien puso 20 puntos y, además, 10 rebotes.

La tercera y última ventana se jugará en febrero, con Chile repitiendo ante Venezuela y Argentina para buscar uno de los tres cupos que otorga el grupo para el certamen continental.